Buceo en equipo, más allá que bucear en grupo.

Muchas veces damos por sentado que bucear con más personas es sinónimo de estar buceando en equipo.

¿Estamos realmente buceando en equipo? ¿Estamos realmente trabajando en equipo mientras buceamos?

Buceadores experimentados muchas veces se dicen a si mismos: yo no necesito bucear en equipo, tengo la experiencia necesaria para solucionar cualquier problema que se presente por mi mismo. ¿Están los demás buzos informados de que hay un buzo que no es parte del equipo? ¿Está este buzo realmente capacitado para bucear solo y cuenta con el equipamiento correcto o solo está pecando de exceso de confianza?

Que no se malentienda lo que aquí escribo, no se trata de que el bucear solo es malo y el bucear en equipo es la única opción. Grandes expediciones de buceo no habrían sido posible si no se hubiese tomado la decisión de hacer un buceo en solitario.

El bucear en solitario acarrea riesgos que requieren entrenamiento y equipo específico. Todo buzo en el agua debe estar al tanto de quienes son parte de su equipo y quienes no. Es por eso que debemos entender que es bucear en equipo.

Cada integrante del equipo debe:

  • Ser capaz de sustituir en alguna tarea a algún compañero de equipo, por ejemplo navegación, uso de carretillas y marcadores de superficie. Si un buzo no tiene las habilidades para realizar una tarea esencial del buceo y requiere que otros la hagan por él, entonces este buzo no es parte del equipo.
  • Estar disponible para asistir y ser asistido en todo momento del buceo, asistencias como compartir gas o ayudar con algún otro problema del equipo.
  • Tener claro cuanto gas de reserva debe disponer para sus compañeros y cuanto gas de reserva sus compañeros tienen para él para poder finalizar el buceo sin problemas en caso de que alguno pierda su gas.
  • Saber donde están sus compañeros, debe poder darse cuenta rápidamente si uno de ellos está con un problema y debe estar a una distancia prudente para asistir al compañero rápidamente.
  • Debe estar atento al ritmo respiratorio de los compañeros para así detectar un posible estrés. Es bastante difícil darnos cuenta de que estamos alterados, pero es muy fácil darnos cuenta de que otra persona está alterada.

No ser parte del equipo no implica que no se pueda interactuar durante el buceo, pero implica que las contingencias no son planificadas considerando personas que no son parte del equipo.

Es usual que durante el descenso y/o el ascenso el equipo se rompa y cada integrante queda por su cuenta, cuando los integrantes del equipo están en la superficie simplemente se dicen “nos vemos abajo” para luego juntarse en el fondo. Algo similar ocurre durante el ascenso, los integrantes del equipo pierden contacto visual con sus compañeros y por lo general no mantienen la misma velocidad de ascenso.

También es usual que no haya trabajo en equipo cuando los buzos se encuentran en la superficie, sobre todo si se realiza un buceo desde una embarcación, al inicio el equipo solo se junta antes de descender o simplemente se junta en el fondo y al finalizar el buceo cada buzo está más preocupado de salir del agua que de sus compañeros.

¿Por qué es tan importante entender lo que significa realmente bucear en equipo?

Romper el buceo en equipo es sinónimo de estar solo, significa que si tenemos un problema no hay nadie para prestarnos ayuda y una situación que es fácil de resolver al contar con un compañero puede llegar a escalar y transformarse en un incidente mayor. Si nuestro nivel de entrenamiento nos exige bucear con un compañero, entonces debemos trabajar en equipo en todo momento.

Bucear en equipo requiere entrenamiento y perseverancia en las buenas prácticas, requiere dejar de pensar solo en mi mismo y pensar también en los demás. Puede ser que realmente seamos los mejores buzos del planeta y no necesitemos de la ayuda de nadie y que podamos resolver todos nuestros problemas, pero puede ser que el problema inicie con otra persona y un buzo en problemas puede poner en problemas a todos.

Bucear en equipo es sin duda la apuesta más segura, podemos contar con redundancia de todo nuestro equipo, pero la única forma de contar con redundancia de nuestro computador interno llamado cerebro es tener a otra persona a nuestro lado.

Combinaciones de equipos

En la siguiente figura podemos ver como funcionaría un equipo de tres personas, cada buzo se encarga de cuidar a los otros dos, toda comunicación se realiza de forma conjunta y nadie queda desatendido.

Los equipo de tres personas pueden llegar a ser complejos a la hora de tener una buena comunicación de equipo, buzos sin mucha experiencia pueden llegar a desatender a un integrante del equipo. Por ejemplo el buzo rojo podría pensar que el buzo verde esta mirando al buzo azul así que él no necesita preocuparse de donde está y en qué condiciones se encuentra, el buzo verde podría estar pensando lo mismo del buzo rojo por lo que ninguno de los dos le presta mucha atención al buzo azul.

Por otro lado los equipos de tres personas son ideales para atender emergencias, se cuenta con más gas de reserva y las tareas a realizar para asistir a un buzo en problemas pueden ser repartidas entre los otros dos buzos.

En la figura anterior vemos un equipo de dos personas. La comunicación es más simple y pueden realizarse tareas conjuntas de forma más fácil que en el caso de los equipos de tres personas.

Es quizás la forma más común con la que nos encontramos, pero debemos recordar que bucear en equipo no es simplemente sentirnos acompañados por otro buzo, requiere que nosotros cuidemos del compañero que tenemos a nuestro lado.

La desventaja en relación con los equipos de tres personas es que en caso de un problema solo hay un buzo para asistir y se cuenta con menos gas de reserva que en el caso de tres personas.

En la figura siguiente se podría llegar a pensar que tenemos el caso de un equipo de tres personas, pero en realidad tenemos al buzo rojo que cuida a dos buzos que no están en condiciones de asistir a otro buzo.

Este escenario podría ser el caso de un instructor de buceo con dos alumnos que aún no son buzos certificados. Siendo el buzo rojo el instructor y los otros dos los alumnos.

Cabe notar que el buzo rojo aparte de cuidar a los otros dos buzos también se cuida a si mismo, ningún buzo en el agua puede estar desatendido, por lo que si el buzo rojo no cuenta con un compañero de equipo entonces este buzo debe cuidarse a si mismos. En otras palabras el buzo rojo es un buceador solitario.

En la figura anterior vemos un buceador solitario el cual no tiene a otros buzos a su cargo, como ya se había mencionado este buzo tiene la responsabilidad de cuidarse a si mismo.

El buzo rojo es un equipo de una sola persona, la lista de responsabilidades que se mencionaron con anterioridad para cada integrante de un equipo también aplican para un buceador solitario, la diferencia es que aplican para si mismo.

En la figura siguiente vemos un grupo con dos equipos.

El equipo de dos buzos integrado por el buzo azul y verde y el equipo de una sola persona integrado por el buzo rojo.

Distintos equipos pueden funcionar como un grupo bajo el agua, pero las responsabilidades de equipo se mantienen dentro de cada equipo.